VERDADEROS CREYENTES

Jesús dijo:

Mar 8:35 Porque todo el que quiera salvar su vida, la perderá; y todo el que pierda su vida por causa de mí y del evangelio, la salvará.

https://i0.wp.com/www.joveneshispanosunidos.org/010/p_christian.jpgAnteriormente hablamos de los cristianos openmind o modernos ahora mostraremos cualidades que tiene un verdadero creyente. Son todos aquellos que sostienen evidencias tangibles e indiscutibles sobre su conocimiento de Dios, no andan disimulando sus creencias puesto que viven una verdad inalterable, que se impone fuertemente sobre liturgias, deseos, vanidades, fama, riqueza, incredulidad, pecado, vanagloria. Sus vidas son ostensibles porque son promotores de una fe irrefutable e invariable, los frutos en sus vidas certifican su autenticidad porque el reino de los cielos no consiste en palabrerías sino en poder que hace creíble el mensaje que anuncian (1COR 4:20). Es el poder de Dios en sus vidas que da una certeza para no mostrar indicios de duda cuando pasen por tribulación o angustia por Cristo porque saben que su galardón esta por encima de toda aflicción presente. Están dispuestos a dar su vida sin titubear porque conocen cual será su destino en la eternidad, <es por eso que su fe nunca depende de circunstancias sufridas sino más bien de lo que Cristo representa en sus corazones.

Col 3:1-2 Si, pues, habéis resucitado con Cristo, buscad las cosas de arriba, donde está Cristo sentado a la diestra de Dios. Poned la mira en las cosas de arriba, no en las de la tierra.

Un verdadero creyente desea parecerse a Cristo cada día puesto que ama a Dios sobre su propia vida, no encuentra pretextos para mostrar su fe a los demás, no tienen limitaciones para predicar el evangelio verdadero del arrepentimiento, mantienen una fe inquebrantable, inmóvil ante los problemas e invariable ante cualquier corriente filosófica, sus convicciones no cambian ni se infringen por nada ni nadie, no encontraran obstáculo o circunstancia por difícil que pueda ser que logre mitigar su pasión por Dios, no toparan con dilemas que haga inestable su confianza en Cristo. No son modernos openmind como los que hoy se exhiben sin pudor algunos impulsados por la mercadotecnia; son una casta de creyentes diferentes, tienen una mentalidad renovada en la fe ya que no son parte del montón, no quieren congraciarse con el mundo porque repelen todo lo impuro que pudiera contaminarlos.

Tito 1:15 Todas las cosas son puras para los puros, mas para los corrompidos e incrédulos nada les es puro; pues hasta su mente y su conciencia están corrompidas.

Un discípulo de Cristo es el que ha aprendido a vivir las enseñanzas del maestro, realmente se deseo mayor es mostrarse como Cristo por eso no andan con habladurías místicas, tampoco presumen sus títulos ministeriales, sencillamente han aprendido a no desperdiciar su tiempo mediocremente, están tan profundamente enraizados en la palabra de Dios que difícilmente podrán convencerlos para comportarse hipócritamente puesto que se aferran a una vida con un propósito superior, son totalmente inflexibles en sus principios éticos, rechazan cualquier oportunidad para ser infieles a su esposa en hecho o pensamiento, rehúsan ser condescendientes de la renovada “moralidad relativa”, son los que celosamente encuentran satisfacción en la poderosa palabra de Dios y refutan las falacias doctrinales o cualquier forma de pensamiento reprobado que busca moldear la verdad de Dios en una asquerosa mentira. Tampoco se preocupan por su apariencia porque importa más quienes son espiritualmente que externamente, no les mortifica lo que el mundo piense de ellos ya que saben que es más trascendental lo que Dios piense de ellos. Cuidan su corazón de no infectarlo con porquerías visuales en TELEVISION, INTERNET, REVISTAS comúnmente hoy al alcance de cualquier neófito, están verdaderamente afanados en solo agradar a Dios con su pensamiento, su comportamiento y hasta sus motivaciones. Son creyentes incansables que su predicación no consiste en un sermón elocuentemente bien armado, lleno de mucho carisma o saturado de demasiado optimismo, predican con el ejemplo más que con un bosquejo preparado, no miden sus recursos para ser generosos en sus posibilidades, ellos no quieren beneficio alguno por lo que hacen sino al contrario pretenden dar todo lo que pueden para bendecir la obra de Dios, renuncian a todo privilegio terrenal que pudiera desviarlos de la voluntad de Dios, no piensan en si mismos porque encontraron lo mejor, ahora están llenos de la presencia maravillosa de Dios ¿Habrá algo mas precioso que mirar al maestro cara a cara?

Fueron lavados de su maldad con la sangre de Cristo, han sido perdonados de sus pecados y porque entienden lo que significa recibir misericordia no se aburren de agradecer infatigablemente por la gracia recibida, son tan radicales que nada podrá detener su necesidad de comunicar el mensaje de la sangre derramada en una cruz carcomida. No los limita la economía mundial, las crisis no los trastornan, la decadencia política no los desanima, las guerras no los amedrentan, la violencia no los puede esconder ò las amenazas constantes no impedirán que sigan confiando en Cristo porque saben que entre más opresión más bendición para encaminar el evangelio a sus amigos y familiares. Los creyentes verdaderos creen firmemente lo que enseñan, saben que la practica y la difusión de la fe en Cristo en esta vida repercuten poderosamente en el destino de la otra vida, tan aferrados están a sus creencias que no pierden tiempo en tonterías, no pueden descansar sin compartir a alguien de este amor maravilloso que significa todo para sus corazones por eso han despreciado los placeres mundanos que pudieran corromperlos, por eso Cristo es su primer pensamiento en la mañana y su ultima noción al acostarse, no andan con vaciladas porque saben que cualquier movimiento en falso puede costarles la eternidad. Su pensamiento esta enfocado en salvar almas de la condenación del infierno porque tienen la firme convicción de que una persona arrepentida vale más que una vida de constantes sufrimientos. Las persecuciones terrenales nunca callaran sus voces para levantar un canto de adoración, ellos saben que no deben perder el tiempo con liviandad por eso insisten con el mismo y repetido mensaje del calvario, son consistentes y no se atemorizan fácilmente sino se muestran al mundo con valentía predicando salvación a los perdidos, lo hacen de manera prudente o imprudentemente, a tiempo o fuera de tiempo, oportunamente o desventajosamente; son llamados locos de la cruz. Esteban estuvo dispuesto a morir, renuncio a sus sueños, antes que retractarse del evangelio que predicaba, lo que creas hoy repercutirá en la vida después de la muerte, es por eso fue que fue apedreado, lanzaron piedras fuertemente contra su cuerpo ¿Cuántas pedradas soportarías por Cristo? Esteban soporto hasta la muerte, no se quejo, no hablo blasfemias, no intento correr pudiendo hacerlo, no intento negociar. Ahí en el centro de su dolor alzo su voz pidiendo misericordia para sus asesinos.

Hch 7:59-60 Y apedreaban a Esteban, mientras él invocaba y decía: Señor Jesús, recibe mi espíritu. Y puesto de rodillas, clamó a gran voz: Señor, no les tomes en cuenta este pecado. Y habiendo dicho esto, durmió.

El apóstol Pedro escribió:

1Pe 4:12-19 Amados, no os sorprendáis del fuego de prueba que os ha sobrevenido, como si alguna cosa extraña os aconteciese, sino gozaos por cuanto sois participantes de los padecimientos de Cristo, para que también en la revelación de su gloria os gocéis con gran alegría. Si sois vituperados por el nombre de Cristo, sois bienaventurados, porque el glorioso Espíritu de Dios reposa sobre vosotros. Ciertamente, de parte de ellos, él es blasfemado, pero por vosotros es glorificado. Así que, ninguno de vosotros padezca como homicida, o ladrón, o malhechor, o por entremeterse en lo ajeno; pero si alguno padece como cristiano, no se avergüence, sino glorifique a Dios por ello. Porque es tiempo de que el juicio comience por la casa de Dios; y si primero comienza por nosotros, ¿cuál será el fin de aquellos que no obedecen al evangelio de Dios? Y: Si el justo con dificultad se salva, ¿En dónde aparecerá el impío y el pecador? De modo que los que padecen según la voluntad de Dios, encomienden sus almas al fiel Creador, y hagan el bien.

El apóstol Pedro fue crucificado cabeza abajo, el rehusó morir como Cristo porque no era digno de morir como su Maestro. Hombres y mujeres han sido sacrificados por su fe estoy seguro que en sus corazones había una pregunta que cambiaba su pensamiento en algún momento que querían dudar.

Mt 16:26 ¿Qué aprovechara el hombre, si ganare todo el mundo, y perdiere toda su alma?

Admirablemente su fe era inagotable, nada podrá ahogar su esperanza fácilmente, al contrario encuentran su motivación en la adversidad porque el Señor les da fuerza en la debilidad.

Cuando empecemos a vivir lo que creemos y amemos realmente a Dios sobre todas las cosas, y comprueben que la palabra de Dios actúa en favor de nosotros vitalmente, ellos comprobaran que realmente somos auténticos puesto que nuestros valores morales no están a la venta, cuando el mundo realmente vea que alabamos a Dios a pesar de las desgracias entonces los inconversos apostaran sin titubear por acoger la fe que nos sostiene aun en el valle de sombra y de muerte que atravesemos querrán conocer al Dios que nosotros predicamos. Entonces surgirán verdaderos creyentes que renunciaron a los privilegios para entregarse apasionadamente a vivir conforme al deseo de Dios, una verdad es cierta nunca fueron perfectos, sin embargo a pesar de su humanidad nunca volvieron a ser esclavos del pecado.

“Los apóstoles nunca temblaron con la amenaza que los matarían, al contrario las ofrecían como un privilegio por ser creyentes de la Cruz de Cristo”

“Es fácil ser un cristiano moderno cualquiera puede nombrarse así, pero ser un verdadero creyente es más que ponerse simplemente un apellido”

“¿Aceptarías una sentencia si fuera delito ser cristiano? Aquí es donde muchos declinaran pero quien se diga verdadero creyente dará un paso al frente con la mirada en alto”

Lucas 9:62 Y Jesús le dijo: Ninguno que poniendo su mano en el arado mira hacia atrás, es apto para el reino de Dios.